jueves, 17 de febrero de 2011

8 1/2

Grrrrrrrrrrrrr Empiezo gruñendo para darle enfasis a mi estado estas ultimas semanas.
Pobre #marido realmente, esta es la verdadera prueba de amor, soportar a la mujer las ultimas semanas de embarazo.
Es un estado hermoso, llevar una vida dentro, una personita que se mueve, que algun dia adolescente o adulta, que se enamorara, odiara a su madre (quien no?) y la culpara de todos sus males, maldecira, se desilusionara, conocera el amor de nuevo y finalmente terminara dandose cuenta de que no era tan mala la madre y la querra de nuevo...
Es un milagro de la vida llevar una vida dentro... y tambien la cosa mas incomoda que vivi en mi puta vida! para que vamos a engañarnos? LO ES.

Algunas tienen la suerte de tener embarazos tranquilos y comodisimos, sin mareos, ni nauseas ni calambres, ni acidez, otras tuvimos TODOS esos sintomas juntos.
Los primeros tres meses, mareos las 24 horas, nauseas, vomitos...
Los segundos tres meses, acidez, comienza la pesadez de estomago, los dolores musculares, en mi caso, vertigo posicional (traten de mover la cabeza en ese estado o de moverse de la cama siquiera, suerte que una viene con resacas varias a cuestas).
Y el ultimo trimestre ahhhhhhhhhhhhhhhh ese momento tenia que llegar, donde se juntan los nervios la ansiedad los miedos, los pelotudos que te cuentan anecdotas que pretenden ser graciosas como que a su mujer la tuvieron que cortar sin anestesia porque el hijo pesaba 4,500 kg JAJA mira como me rio idiota, o las relajadas que te dicen: pero no pasa nada, yo no tuve ni contracciones, entre y en dos minutos nacio fulano, ni siquiera senti el pinchazo (una cada millon, sepanlo, pero justo es mi amiga).

En este trimestre una tiene q dormir casi sentada, de costado, con una almohada entre las piernas, yendo al baño cada 5 minutos reloj, viendo llegar el amanecer con un sueño de locos pero imposibilitada de dormir...
Pasar el dia luchando contra un pensamiento recurrente : Quien me manda a mi!!???
Que la espalda, que la retencion, que las manos que no responden, que rompemos todos (hasta las bolas sisi), que me duele, que no, que no puedo dormir, que me caigo de sueño, que te quiero matar, que te amo pero no me mires porque me acuerdo que estamos en esto juntos pero la que sufre todo esto soy yo que AGHHHHHHHHHHHHHhh

Bueno, por otro lado estan esos movimientos de panza donde uno se acuerda que eso no es "eso" sino que tiene nombre y apellido y en un par de semanas va a salir de la cueva (el monoambiente como dice nuestra partera) y se va a convertir en una milesima de segundo en lo que mas amemos en el mundo, mas que a nosotros mismos.

Esta bien, si, vale la pena pasar por todo esto... pero no me vengan con que soy una desagradecida por quejarme de los sintomas eh!
A veces me dicen: pensa que hay tantas mujeres que quisieran y no pueden tener hijos
Si, lo pienso y estoy eternamente agradecida por pasar por esta experiencia
Pero eso me suena a cuando me abuelo me decia : comete la polenta que hay chicos en Africa que no tienen que comer.
Y yo le decia; mandales la polenta !
Al dia de hoy, no puedo lavar un plato con polenta :S de verdad la odio.
Amo mi panza, mi estado, tener miedos y este amor que es para toda la vida dentro mio
pero ME VOY A QUEJAR TODO LO QUE SE ME CANTE OK??




2 comentarios:

  1. Siii! amé tu post!!! Totalmente deacuerdo!!! yo estuv 15 días con dolor de cabeza desmayante...y ni siquiera sabía que era sintoma del embarazo. Ahora mi beba tiene 4 meses y fui mermando la necesdad de almohadas, (todavía necesito algunas para encontrar la comodidad al darle teta) jajaja intentá lavar un plato a medio metro de la bacha de la cocina por que no llegás?? o levantarte de una reposera o un sillón bajito? o sentarte sin tirarte en el último segundo cual ballena? imposible! Pero ya va a pasar y aunque no lo creas, por momentos quizá hasta cometes la locura de extrañar estar embarazada!!!! así que disfrutalo y aprovechate de la situación.
    Besos y te mando todo el relax cibernético del mundo. Florencia

    ResponderEliminar
  2. Me olvidé de algo...En un cumpleaños de un amigo de mi hijo, al que fui unos meses antes que nazca mi Helenita, una de las mamás (que es una tarada ayudante de un obstetra) a pesar de que dije que no quería opiniones de ningún tipo sobre mi parto (habíamos organizado un parto domiciliario) la mina me empezó a contar un montón de cosas de porquería sobre emergencias de bebes y mamás. La odié por aprovecharse de mi vulnerabilidad y pasar sobre lo que le había pedido (no consejos ni opiniones). Creo que ante eso, uno tiene el derecho de mandarlos a la mierda.

    ResponderEliminar